Mamma Mia Heladerías

Heladerías Mamma Mia estamos ubicados en C.C. Las Terrazas en Las Palmas de Gran Canaria.

info@mamma-mia.eu C.C. Las Terrazas, Las Palmas de Gran Canaria.

FOLLOW US ON INSTAGRAM

¡No te pierdas nuestras últimas noticias en las Redes Sociales!

Mamma Mia Club

Si quiere formar parte del grupo Mamma Mía rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted.

Según fuentes Gubernamentales, solo en el año 2020 han cerrado más de 85.000 actividades dedicadas a la Hostelería.

Eso significa que miles de personas, que tal vez tenían ahorros de muchos años de actividad, o tenían préstamos o, peor, hipotecas para financiar sus propias actividades, se han encontrado de golpe sin alguna opción de supervivencia.

 

Situaciones como estas no solo conducen a problemas financieros, sino también y sobre todo a dramas personales y familiares.

 

De la misma forma, tampoco es una solución tirar la toalla y parar de invertir: ¿mejor quedarse con algo en la cuenta? ¿Y si a los pocos años una nueva tasa patrimonial o una inflación fuera de lo normal puede fulminarlo?

Bien, sabemos que esas hipótesis no son tan remotas: por cierto, parar las inversiones tiene más riesgos que lo contrario.

 

¿Qué tal cuando haya manera de invertir el propio capital de una forma segura?

El único sector que, por definición, no va de modas y que no sufre la competencia de Amazon es el sector de Hostelería de Productos Clásicos. Una cafetería, un restaurante, una panadería…. normalmente duran decenas de años y casi nunca cierran por falta de ingresos, lo hacen porque el barman, el cocinero o el panadero se cansan o se jubilan.

SOLO QUE…

Son todos sectores y actividades donde SI NO ERES TÚ MISMO el artesano, siempre te quedarás bailando con las decisiones de quien conoce el trabajo.

Si tienes una cafetería, los cafés se venden porque tu barman SABE hacer los cafés, si abandona, eres tú quien queda en problemas.

Si tienes una panadería y mañana tu panadero te abandona, eres tú quien va a cerrar. Lo mismo ocurre si tienes un restaurante y tu cocinero es el que abandona. Y si tienes productos congelados industriales, eres tú quien igualmente va a cerrar, porque siempre vas tener la competencia de otros que venden lo mismo a precio más económico. ¡Es una guerra entre pobres, pierden todos!

Entonces, cual es el sector artesano de la comida, con ingresos seguros, donde puedes mecanizar y estandarizar tu producción, ¿dejándola independiente de una sola persona o personas?

El Helado.

Claramente no es posible aplicarlo a todas las heladerías, solo en aquellas donde el proyecto ha sido bien estudiado al más mínimo detalle.

Estudio de empresarios (NO heladeros)

La solución pasa por estas 2 características principales:

  • El helado llega como producto hecho, solo los de arriba saben lo que han utilizado para su producción y está lleno de colorantes y aromas artificiales.
  • Los proveedores de productos para helados que te van a explicar cómo utilizar la “Joya de la Corona” de sus líneas. Es evidente que tienen que vender sus productos, pero no te enseñan cómo hacerlo tú mismo, con ingredientes naturales.

Una cosa es cierta; en ambos casos, los mejores clientes elegirán otros destinos. Los que están dispuestos a gastarse más, porque se lo pueden permitir, no serán el perfil de clientes habituales. Todo lo contrario; tu local será destino de los que tienen presupuesto limitado, y que eligen en base al precio más barato a cambio de la máxima cantidad, y los que lo critican todo, te arruinan la reputación disfrutando de las redes sociales para difamarte, disfrutando al ver tus esfuerzos frustrados.

Tampoco en este caso sería tu culpa, pero en cuanto a los empresarios que saben hacer negocio solo burlándose de los esfuerzos de los demás, el fracaso es de ellos, ¡pero la cuenta la pagaras TÚ!

¿Entonces que tendrías que hacer?

¿Ponerte en sus manos? No.

¿Tirar la toalla? Peor todavía.

Esta situación podría transformarse en una ventaja solo si hicieras algo diferente. Por ejemplo, confiar en una cadena de heladerías que antes que ser una franquicia de empresarios, tenga un histórico de éxito.

De la misma forma tendrías que encontrar un partner serio y de confianza, que es el primer inversor de sus puntos de ventas, y sobre todo que haya estudiado un sistema que permita fabricar de forma artesanal, con materias primas frescas y de alta calidad, el mejor helado posible.

El mercado de las heladerías artesanas crece sin parar el 5% cada año, llegando a una facturación de 15 Mil Millones en el Mundo (60% de esa cuota sigue en Europa): Mamma Mia Gelateria Caffetteria tiene un crecimiento anual del 15%, es decir, el triple del sector.

El retorno de la inversión inicial está por debajo de 14 meses, en 5 años el capital se multiplica de 3 a 4 veces.

Esos resultados se obtienen a través de un control minucioso de los proveedores, de las materias primas, de los costes logísticos, de la selección y formación del personal, de un marketing internacional de calidad.

En Mamma Mia Gelateria Caffetteria el crecimiento de las ventas y los márgenes nunca es dejado a la suerte, sino que es minuciosamente estudiado, tanto es así, ¡que los Managers hacen un seguimiento constante de cada actividad al más mínimo detalle cada día!

Estas estrategias exhaustivas no son replicables indefinidamente y están reservadas para pocos inversores.

Te daré dos noticias, una buena y una mala:

Empezando por la mala. Ni ahora, ni en el futuro Mamma Mia Gelateria Caffetteria va a ser una franquicia, así que nunca pondremos nuestro proyecto a la venta.

La buena noticia, estamos en la búsqueda de socios/partners con los cuales invertir juntos en los mejores sitios y locales.

Esta es nuestra mejor garantía: ¡invertimos contigo!

Si quieres ser parte de nuestro proyecto, deja tus datos en el formulario, para dejarnos valorar tu perfil.

Solicitud de información

¿Dispones ya de un local? No

WhatsApp chat